Cobrar ‘de más’ en bares y restaurantes no está permitido, como ningún otro tipo de cobro en la cuenta, que no sea lo consumido por el cliente.

Así lo dio a conocer la Procuraduría Federal del Consumidor, que explica que estas prácticas pueden ser denunciadas.

El organismo señala que conceptos como ‘servicio’ o ‘propina’, no son legales ni obligatorios para el cliente.

Por este tipo de situaciones, muchas personas manifiestan su inconformidad, ya que no consideran justo pagar lo que no venía contemplado dentro de la carta, en estos establecimientos.

La Profeco anunció que este tipo de prácticas como tener un consumo mínimo, añadir propina, no respetar precios o no exhibirlos de manera clara, son merecedoras a sanciones para el establecimiento, por lo que debe ser denunciado, para que haya un seguimiento formal por parte de la Profeco.