Se borraron los últimos dos minutos de la caja negra de black hawk perteneciente a la Armada de México, que se desplomó el pasado 15 de julio en la carretera Los Mochis – Topolobampo, cerca del aeropuerto, que se encontraba en un operativo para re capturar al conocido narco traficante Caro Quintero.

Debido al impacto que sufrió el helicóptero al caer de tal altura, se borraron los últimos dos minutos, por lo que no se sabrá las indicaciones que habría enviado el piloto minutos antes de desplomarse.

Según informes, antes de la caída del helicóptero, ya se había informado que la aeronave se encontraba sin combustible.

Se trataba de 3 aeronaves las que estaban involucradas en el operativo por la recaptura de Caro Quintero, la segunda, era en la que se transportaba al conocido narco traficante, la primera aeronave se quedó sin combustible por este motivo aterrizó.

Cuando la aeronave dos y tres siguió su camino, la tercera reporto que también se había quedado sin combustible, debido a que la primera ya no estaba en vuelo, se tomó la decisión de seguir, para continuar escoltando a la aeronave número dos.

Pocos minutos después del aviso que se dio, fue cuando ocurrió el desplome de dicha aeronave.