Después del terrible infanticidio de Alexander de menos de dos años de edad, sus familiares exigen justicia, aseguran que no fue un accidente, fue un homicidio doloso. Se realizó un pequeño funeral, solo con familiares allegados a la víctima.

El abuelo de Alexander, dijo no conocer al presunto homicida, ya que tenía apenas unos meses saliendo con su hija, quien lo describe “como una persona normal, sin ningún tipo de comportamiento extraño”.

«Él lo que afirma es que se le cayó el niño, pero nosotros sabemos que no fue así. Platicando con mi hija Judith, me hizo saber que era un tipo normal, nunca tuvo comportamientos extraños, y le digo hija, pues muchas veces uno no sabe. Nunca se imaginó que fuera a pasar eso, y pues ya, él era su novio, no eran pareja, ni vivían juntos ni nada de eso», dijo el abuelo del pequeño Alexander.

Por su parte el Coordinador del Tribunal de Barandilla, Julio Cesar Urquidi comentó que el presunto infanticida Carlos “N”, con ayuda de familiares pagaron una suma de $11,600 pesos, por una falta administrativa por lo que se le dio su libertad a las 22:00 horas del día lunes, luego de permanecer cerca de seis horas en barandilla.

El funcionario destacó que al no ver fragancia delictiva no pudo ser retenido por más tiempo por las autoridades, de lo contrario se atentaría contra sus derechos humanos y entorpecería futuras investigaciones por parte de la fiscalía.