México.- Tras abordar el tema de seguridad, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que en su gobierno hay más homicidios que en el sexenio de Felipe Calderón, pero justificando que recibieron los asesinatos «hasta la punta, hasta mero arriba».

«Todo esto es el fruto podrido de una política de corrupción de impunidad, que se implementó desde los tiempos de Felipe Calderón. No se puede arrancar de raíz, de la noche a la mañana, cuando me dicen que cambie la estrategia de seguridad, ¡No! Son dos cosas: atender las causas porque no se puede enfrentar la violencia con la violencia», señaló.

Afirmó que no ha tenido resultados que quisiera en materia de seguridad, pero si se ha logrado contener los homicidios dolosos en el país.

López Obrador negó que vaya a cambiar su estrategia de seguridad en el país.