Se llevó a cabo la audiencia inicial del caso Fabiola Vianey, la joven asesinada el fin de semana en Los Mochis. El presunto homicida confesó el crimen ante un juez, y dio detalles de cómo ocurrieron los hechos.

Señala que él mismo recogió a la víctima, para supuestamente pagar una deuda que tenía en una tienda departamental; sin embargo, antes de eso le pidió que lo acompañara a su casa para ir al baño, a lo que Fabiola Vianey aceptó.

Ya en el interior del domicilio ambos discutieron, lo que desencadenó en la agresión de Luis Carlos ‘S’ contra la víctima, hiriéndola en nueve ocasiones con un arma blanca. El presunto feminicida confesó ante el juez, que él mismo limpió la escena del crimen, envolvió el cuerpo con plástico y lo puso debajo de una cama.

Narró que, por la noche ese mismo viernes, le confesó a su madre lo que había hecho, y fue ella quien lo obligó a entregarse a las autoridades, por lo que fue detenido.

El presunto culpable de estos hechos continuará bajo prisión preventiva, mientras se lleva a cabo el juicio para esclarecer el crimen.

De acuerdo a declaraciones de la Secretaria de las Mujeres, Teresa Guerra, se ser declarado culpable, podría pasar hasta 50 años en prisión, la pena máxima para este tipo de casos; sin embargo, podrían sumarle más años, en caso se ser hallado culpable de otros delitos.